Humedad por Capilaridad: Estas son las Mejores Soluciones

La presencia de humedad en los muros de la casa puede ser un gran dolor de cabeza. Aparecen manchas en las paredes, la pintura se ampolla, las cerámicas se caen y el revoque se desgrana. En muchos casos, la responsable de este desastre es la humedad por capilaridad, un problema muy frecuente, especialmente en las casas más antiguas. Pero la buena noticia es que este problema tiene varias posibles soluciones.

En este artículo te vamos a contar qué es la humedad por capilaridad, cómo identificarla y qué puedes hacer para eliminarla de una vez y para siempre.

¿Qué es la humedad por capilaridad?

La humedad por capilaridad sucede cuando el agua presente en el terreno asciende desde los cimientos hacia las paredes de la casa, por efecto de capilaridad.

Cuando no hay una buena aislación en los muros,  los poros del material son capaces de absorber el agua.

Para que se entienda mejor, imagina que los cimientos de tu hogar son como una galleta que se sumerge en leche. La leche es inmediatamente absorbida por los poros que tiene la galleta, y algo parecido sucede con los muros de una casa. Cuando no están bien impermeabilizados y se encuentran en la capa freática del suelo (la capa que está saturada de humedad) o en una zona en donde se acumula mucha agua cuando llueve, el agua asciende por capilaridad a través de los poros del material.

humedad capilaridad galleta lecheLa cantidad de humedad que sube desde los cimientos hacia los muros de la casa depende de las características de los poros del mortero y la diferencia de potencial eléctrico del muro (explicaremos más adelante qué es esta diferencia de potencial), entre otros factores.

¿Cómo identificar la humedad por capilaridad?

Este tipo de humedad aparece generalmente en sótanos y plantas bajas. Los principales síntomas del problema son los siguientes:

  • Manchas de humedad. Aparecen a lo largo de todo el muro, a cierta altura que puede ser de unos pocos centímetros hasta un metro, o más.  La altura de las manchas depende principalmente del tamaño de los poros del material. Cuando los poros son más pequeños, el agua puede ascender a mayor altura por efecto de capilaridad.
  • Manchas de sales. El agua que se encuentra en el terreno es rica en sales. Estas sales disueltas también ascienden hacia las paredes de la casa. Luego el agua se evapora pero las sales permanecen en el muro, provocando manchas blancuzcas o de colores claros.
  • Ampollas en la pintura. La humedad y las sales provocan ampollas en la pintura de la pared, que muchas veces termina cayendo.
  • Revoques desgranados. El agua que asciende por capilaridad ejerce fuerza sobre el mortero y lo deteriora poco a poco.
  • Baldosas, cerámicas y zócalos despegados. Debido al deterioro del mortero que los mantiene en su lugar, las baldosas y cerámicas se despegan y caen al suelo.

Es importante distinguir la humedad por capilaridad de otros problemas similares, como la humedad por filtración lateral por ejemplo. Las soluciones para estos problemas son muy diferentes y si no eliges la opción adecuada para el problema de humedad en tus muros perderás tiempo y dinero.

Para poner un ejemplo, imagina que el suelo interior de una sala esté por debajo del nivel del suelo exterior. En este caso, podría ingresar humedad la pared de manera lateral, y el modo de detener el ingreso de agua al muro en este caso es muy diferente de las posibles soluciones para el problema de humedad por capilaridad.

Si tienes alguna duda sobre cuál es el origen de la humedad en los muros de tu casa, lo mejor será contratar a un experto que te ayude a identificar la causa.

¿Cuales son las mejores soluciones?

Pues bien, hay varias posibles soluciones para el problema de la humedad por capilaridad. Las más efectivas son las inyecciones de resina, el tratamiento por electro-ósmosis  y las barreras físicas.

Por supuesto, cada una de estas soluciones tiene ciertas ventajas y desventajas, que explicamos a continuación.

Inyecciones de resina

Las inyecciones de resina se aplican en la pared afectada para alterar la tensión dentro de los poros del material y de esta manera impedir que la humedad ascienda a través de ellos.

Cerca de la base de la pared se realizan una serie de orificios a una distancia de 10 o 12 cm uno de otro. El diámetro de cada uno de ellos debe ser de aproximadamente unos 12 mm y el largo de la perforación debe ser ligeramente menor que el ancho total del muro.

A continuación, en cada orificio se introduce una especie de pistola (similar a las que se usan para aplicar silicona) mediante la cual se ingresa la resina a la pared. Dicha resina está formada por polímeros que gracias a sus propiedades físicas y químicas, cambian la tensión dentro de  los poros del material, revirtiendo el efecto de capilaridad y ayudando a repeler el agua. De esta manera se evita que la humedad continúe ascendiendo por el muro.

La resina aplicada en cada orificio se unirá a la que ha sido aplicada en los orificios contiguos, asegurando el efecto anti-humedad en todo el largo del muro.

El tratamiento con estas inyecciones es una solución muy eficaz para la humedad por capilaridad. La desventaja es su costo, que suele ser elevado.

Si crees que las inyecciones de resina pueden ser una buena solución para la humedad en tu hogar, solicita presupuesto en diferentes empresas especializadas y compara ofertas. Existen inyecciones de diferentes calidades y precios.

humedad capilaridad inyecciones resinaTratamiento por electro-ósmosis

Como habíamos mencionado antes, el agua que sube hacia las paredes por capilaridad procede del terreno en el que se encuentran los cimientos. Este agua es rica en sales, las cuales son responsables de la conductividad del agua.

En otras palabras, el agua que asciende por tus paredes tiene una cierta carga eléctrica debido a su contenido de sales.

Cuando se aplica un sistema de electro-ósmosis a un muro, se crea un campo eléctrico que repele todas las partículas que se acerquen a él y que tengan carga eléctrica. De esta manera se logra alejar la humedad que asciende por capilaridad.

Básicamente, existen dos tipos de sistemas de electro-ósmosis: la activa y la pasiva.

Electro-ósmosis activa

En el sistema de electro-ósmosis activa, se colocan varios electrodos en el interior de la pared afectada (realizando algunos orificios). Al mismo tiempo, se colocan otros electrodos en el terreno, a una cierta profundidad.

Luego se conectan estos electrodos a una fuente de energía eléctrica y de esta manera se forma el campo eléctrico que repelerá las partículas de agua, impidiendo que asciendan por la pared.

Electro-ósmosis pasiva

En el sistema de electro-ósmosis pasiva no es necesaria la implantación de electrodos, simplemente se coloca un dispositivo eléctrico en la pared a tratar, el cual genera ondas electromagnéticas que repelen el agua y la mantienen fuera del muro.

Ambos sistemas son igualmente efectivos, pero debemos decir que con el sistema de electrodos se consiguen resultados más rápidos y notorios, mientras que con el sistema pasivo el proceso es más lento y los resultados demorarán más tiempo en verse.

Los sistemas de electro-ósmosis presentan algunas desventajas. En primer lugar, consumen energía eléctrica, por lo que seguramente tu factura mensual aumentará. Además, requieren de una conexión permanente. Si hay un apagón por una tormenta por ejemplo, el agua comenzaría a subir inmediatamente por las paredes.

Si bien es cierto que la humedad sería repelida nuevamente al regresar la energía eléctrica, podría haber causado daños en la pintura o el revestimiento de la pared.

Barreras físicas

Otra buena opción es la instalación de barreras físicas en la base de las paredes afectadas, justo por encima de los cimientos. Estas barreras físicas son impermeables, de modo que impiden que la humedad ascienda por los poros de la pared. La barrera puede ser una lámina de PVC, de cobre o de aluminio, o incluso láminas bituminosas con armaduras. En todos los casos, para la instalación de la barrera es necesario extraer una pieza o un pequeño sector del muro, colocar la barrera, volver a armar el muro y extraer la pieza o sector contiguo, hasta completar todo el largo de la pared.

Este método también es muy eficaz, la desventaja es que implica varios días de obra en el hogar.

Qué hacer después

Una vez que se ha detenido el ascenso de la humedad por capilaridad, lo siguiente que debes hacer es tratar de eliminar la humedad que aún se encuentra en la pared y el revoque.

Para lograrlo, debes seguir estos pasos:

  • Picar el revoque actual, que está impregnado de humedad y sales que se acumularon allí con el paso de los años.
  • Permitir que la pared de seque. El muro se secará naturalmente al estar expuesto al aire del ambiente. También puedes generar corrientes de aire que aceleren el proceso.
  • Revocar nuevamente la pared, empleando materiales transpirables que permitan que el proceso de secado del muro continúe a través de ellos.

A la mezcla de mortero de cemento utilizada en el nuevo revoque también se le pueden agregar aditivos sintéticos que permiten eliminar los restos de sales que puedan haber quedado en el muro. Estos productos no son fáciles de encontrar en el mercado, pero algunas empresas del rubro pueden facilitar la adquisición.

¿Por qué es importante eliminar los restos de sales en la pared?

Como mencionamos anteriormente, el agua subterránea que asciende por capilaridad hacia las paredes de un hogar generalmente está cargada de sales minerales. Estas sales son las principales responsables del deterioro de la pintura y revestimientos de la pared.

Además, muchas de ellas son higroscópicas, es decir, que atraen por sí mismas a la humedad, de modo que si no las eliminas de tus muros, continuarán atrayendo humedad ambiental hacia tus paredes.

humedad capilaridad sales mineralesLo que NO debes hacer si tienes humedad por capilaridad

Las soluciones cosméticas, superficiales, no resolverán el problema de la humedad por capilaridad, solo lo esconderán por un tiempo.

Si quitas la pintura ampollada y el revoque que se está desmoronando y simplemente revocas y pintas de nuevo, la humedad reaparecerá.

Por eso, si tienes problemas de humedad por capilaridad en tu hogar, lo mejores que puedes hacer es elegir alguna de las soluciones que hemos presentado aquí para deshacerte definitivamente de este molesto problema.

Conclusión

Como conclusión, el problema de la humedad por capilaridad debe ser correctamente diagnosticado y tratado mediante alguna de las soluciones que presentamos en este artículo, para eliminar este tipo de humedad de tus paredes y así disfrutar de un hogar más seco y saludable.

Escribe tu comentario o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso Legal

Toda la información sobre productos y beneficios de salud proporcionada en nuestro sitio web representa nuestra opinión y es sólo para su conocimiento. Airalia.es no pretende dar consejos médicos, ni sustituir los consejos o tratamientos de su médico personal. Por favor, consulte recursos adicionales antes de adquirir cualquier producto y consulte con su médico sobre cualquier preocupación de salud que usted tenga.ACEPTAR

Aviso de cookies