El Mejor Radiador Eléctrico: Guía de Compra del 2019

Cuando llega el invierno, es imprescindible contar con un buen sistema de calefacción, por ejemplo, un radiador eléctrico de calidad, para poder disfrutar del hogar con comodidad y sin pasar frío. Hoy en día, hay varios sistemas de calefacción para calentar la casa y aunque el método más adecuado depende del tamaño del hogar, la calidad de los aislamientos, el precio de la energía y el tipo de invierno, no cabe duda de que el radiador eléctrico sigue siendo uno de los métodos preferidos por mucha gente.

A pesar de que la electricidad tiene un coste elevado y pudiera parecer que un radiador eléctrico no es la mejor elección, no siempre es así, ya que son aparatos relativamente baratos que no requieren ningún tipo de obra y, además, hoy en día hay emisores térmicos de bajo consumo que optimizan al máximo el rendimiento y reducen el consumo. Además, también es un sistema de calefacción portátil que calienta rápidamente cualquier estancia, por lo que es adecuado para pisos o estudios pequeños o personas que no pasan mucho tiempo en casa y quieren calentar la habitación en poco tiempo.

radiador electrico casaEn cualquier caso, como sabemos que no es una elección fácil, en esta guía vamos a explicarte todo lo que necesitas saber para elegir un radiador eléctrico que se ajuste a la estructura y tamaño de tu casa y a tus necesidades personales. Hablaremos de las ventajas e inconvenientes que tiene con respecto a otros métodos de calefacción y elegiremos nuestros tres favoritos teniendo en cuenta tanto el consumo como la facilidad de manejo, la potencia, el rendimiento, la seguridad y las prestaciones. Así que, sigue leyendo y descubre cómo elegir el mejor radiador eléctrico para tu hogar para que quedarte en casa en invierno no se convierta en una pesadilla.

¿Cuál es el mejor radiador eléctrico?

Un radiador eléctrico es uno de nuestros mejores aliados para hacer frente a las bajas temperaturas del invierno, así que es importante elegir bien para poder disfrutar de la máxima comodidad mientras nos encontramos en casa.

Este sistema de calefacción no necesita hacer ninguna obra previa y es muy fácil de utilizar, pero, aunque parezca que un radiador eléctrico es relativamente sencillo, en el mercado encontrarás radiadores eléctricos con todo tipo de prestaciones y para todo tipo de presupuestos. De hecho, hoy en día hay incluso radiadores eléctricos de bajo consumo que permiten ahorrar bastante en la factura de la luz. Para elegir nuestros tres ganadores, hemos tenido en cuenta los diferentes tipos de radiadores eléctricos que hay en el mercado, sus ventajas e inconvenientes y una serie de factores comunes a todos ellos como la potencia, el termostato, la seguridad, el mantenimiento y, cómo no, el consumo. ¡Sigue leyendo y descubre si alguno de los radiadores eléctricos que hemos elegido te puede ayudar a mantener a raya a la gripe y los resfriados!

¡EL MAS VALORADO!
Bendex LUX  – Convector para Pared eléctrico...
MEJOR CALIDAD/PRECIO
Orbegozo RRE 1510 - Emisor térmico bajo consumo,...
DIGNO DE MENCIÓN
KLARSTEIN Bornholm - Radiador eléctrico,...
MODELO
Bendex Lux
Orbegozo RRE 1510
Klarstein Bornholm
LO MEJOR
Es muy elegante y solo sobresale 7,5 cm de la pared cuando está montado. Además, está protegido contra salpicaduras por lo que puede instalarse también en baños y cocinas. Tiene garantía de 5 años.
Tiene mando remoto para controlarlo a distancia y cuenta con 3 modos de funcionamiento para garantizar la eficiencia del aparato: económico, confort y anti-hielo.
Se pueden seleccionar diferentes opciones para optimizar el rendimiento y reducir el consumo energético. Además, tiene un mando remoto, lo que hace que su manejo resulte muy cómodo.
LO NO TAN BUENO
Cuesta un poco más que otros modelos con características similares, así que si tienes un presupuesto ajustado, probablemente no sea el modelo que estás buscando.
Es complicado de programar y se ha de configurar por separado para cada día de la semana. Además, parece que tarda bastante en calentar las habitaciones.
Es difícil de programar y no tiene memoria, por lo que hay que configurarlo cada vez que se enciende. Además, es bastante inestable y los materiales de las patas y el soporte de pared no dan buen resultado.
VEREDICTO
Es un radiador eléctrico de excelente calidad que cuenta con un termostato integrado que regula automáticamente la temperatura, por lo que destaca por una mayor eficiencia energética y un ahorro de hasta un 20 % en la factura eléctrica. Tiene una potencia adecuada para calentar habitaciones de tamaño mediano de hasta 14-16 m² aproximadamente.
Es un radiador eléctrico de buena calidad de una de las marcas líderes en el mercado. Es de bajo consumo y configurable por el usuario y, además, dispone de varias funciones adicionales para controlar el consumo y evitar el sobrecalentamiento.
Es un radiador eléctrico potente que permite calentar estancias relativamente grandes. Tiene varios modos de calefacción para poder optimizar su eficiencia al máximo y cuenta con un mando remoto.
PRECIO
Precio no disponible
126,00 EUR
124,99 EUR
¡EL MAS VALORADO!
Bendex LUX  – Convector para Pared eléctrico...
MODELO
Bendex Lux
LO MEJOR
Es muy elegante y solo sobresale 7,5 cm de la pared cuando está montado. Además, está protegido contra salpicaduras por lo que puede instalarse también en baños y cocinas. Tiene garantía de 5 años.
LO NO TAN BUENO
Cuesta un poco más que otros modelos con características similares, así que si tienes un presupuesto ajustado, probablemente no sea el modelo que estás buscando.
VEREDICTO
Es un radiador eléctrico de excelente calidad que cuenta con un termostato integrado que regula automáticamente la temperatura, por lo que destaca por una mayor eficiencia energética y un ahorro de hasta un 20 % en la factura eléctrica. Tiene una potencia adecuada para calentar habitaciones de tamaño mediano de hasta 14-16 m² aproximadamente.
PRECIO
Precio no disponible
COMPRAR
MEJOR CALIDAD/PRECIO
Orbegozo RRE 1510 - Emisor térmico bajo consumo,...
MODELO
Orbegozo RRE 1510
LO MEJOR
Tiene mando remoto para controlarlo a distancia y cuenta con 3 modos de funcionamiento para garantizar la eficiencia del aparato: económico, confort y anti-hielo.
LO NO TAN BUENO
Es complicado de programar y se ha de configurar por separado para cada día de la semana. Además, parece que tarda bastante en calentar las habitaciones.
VEREDICTO
Es un radiador eléctrico de buena calidad de una de las marcas líderes en el mercado. Es de bajo consumo y configurable por el usuario y, además, dispone de varias funciones adicionales para controlar el consumo y evitar el sobrecalentamiento.
PRECIO
126,00 EUR
COMPRAR
DIGNO DE MENCIÓN
KLARSTEIN Bornholm - Radiador eléctrico,...
MODELO
Klarstein Bornholm
LO MEJOR
Se pueden seleccionar diferentes opciones para optimizar el rendimiento y reducir el consumo energético. Además, tiene un mando remoto, lo que hace que su manejo resulte muy cómodo.
LO NO TAN BUENO
Es difícil de programar y no tiene memoria, por lo que hay que configurarlo cada vez que se enciende. Además, es bastante inestable y los materiales de las patas y el soporte de pared no dan buen resultado.
VEREDICTO
Es un radiador eléctrico potente que permite calentar estancias relativamente grandes. Tiene varios modos de calefacción para poder optimizar su eficiencia al máximo y cuenta con un mando remoto.
PRECIO
124,99 EUR
COMPRAR

¿Cómo elegir el mejor radiador eléctrico?

Cuando llega el invierno, mucha gente suele pasar más tiempo en casa para hacer frente a las bajas temperaturas que hay en el exterior. Por eso, es esencial contar con un adecuado sistema de calefacción que caliente rápido la casa pero también asegurarse de que nuestro hogar tiene cerramientos que garanticen un correcto aislamiento térmico no permitiendo que el calor se escape del interior. Además, no hace falta decir que también hay que saber utilizar bien los equipos de calefacción para no gastar energía innecesaria y evitar desperdiciar el calor generado.

Principales sistemas de calefacción

Los tipos de calefacción se pueden dividir según la fuente de energía o combustible utilizado —gas, electricidad, biomasa, geotérmica o solar— y según el aparato o sistema a partir del cual se obtiene el calor —calderas con radiadores de agua, calefacción eléctrica por acumuladores o convectores, emisores termoeléctricos, suelo radiante o bomba de aire—. Entre los sistemas más populares hoy en día se encuentra la calefacción por gas butano, ya sea mediante estufas infrarrojas, catalíticas o de llama azul y la calefacción eléctrica, ya se trate de estufas halógenas, de cuarzo o de petróleo, radiadores de aceite, termoventiladores, convectores eléctricos o aparatos de aire acondicionado. Sin embargo, también son populares otros métodos como la calefacción por leña, el suelo radiante o las calderas con radiadores de agua, un sistema que se usa en muchos hogares españoles.

radiador electrico calefaccionComo se puede apreciar, hay numerosos sistemas de calefacción para calentar la casa, así que a la hora de elegir el sistema más adecuado para nuestro hogar hay que tener en cuenta las ventajas e inconvenientes de cada uno de estos métodos y su idoneidad para el tipo de vivienda en que van a utilizarse. Es importante tener en cuenta las características y tamaño de la casa, el número de personas que la habitan, el clima, el consumo y, cómo no, la seguridad de los que viven en la casa. Además, algunos sistemas de calefacción requieren una obra previa y puede que algunos hogares no tengan espacio suficiente para la instalación o que no sea rentable hacer las obras pertinentes teniendo en cuenta la estructura de la casa.

Ventajas e inconvenientes de la calefacción eléctrica

Un radiador eléctrico, independientemente del tipo, tiene una serie de ventajas con respecto a otros sistemas de calefacción como la biomasa, la bomba de calor, la calefacción a leña, el suelo radiante o las calderas con radiadores de agua. Estos que indicamos a continuación son algunos de los beneficios de los radiadores eléctricos:

• Son muy eficientes, ya que transforman casi todo el consumo eléctrico en calor.
• Producen calor sin generar residuos ni olores.
• Son muy seguros y no emiten humos ni gases.
Su instalación es fácil y no necesitan hacer una obra en la vivienda.
• No requieren mucho mantenimiento.
• No es necesario almacenar el combustible encargado de generar calor, ya que basta con conectarlos a la corriente eléctrica.
• Suelen pesar poco y son fáciles de transportar. Además, muchos modelos vienen con ruedas por lo que pueden llevarse fácilmente de una habitación a otra.
• Como no tienen llama, no se apagan si, por ejemplo, hay una corriente de aire.
• Tienen una vida útil muy larga.

En cuanto a las desventajas, no cabe duda de que su mayor inconveniente es el gasto energético. Sin embargo, una alternativa serían los modernos emisores térmicos, ya que son más eficientes y consumen menos que un radiador eléctrico por convección o acumulación.

¿Qué es y cómo funciona un radiador eléctrico?

Aunque hay varios tipos de radiadores eléctricos con diferentes materiales de fabricación y distintos tipos de transmisión de calor, todos se conectan a la red eléctrica. La energía eléctrica que obtienen a través de la conexión a la red eléctrica de la casa se convierte en energía térmica y después en calor gracias al efecto Joule, un fenómeno mediante el cual la corriente eléctrica circula por un conductor generando calor. A continuación, el calor generado mediante este efecto se transfiere al espacio a través de radiación, convección o una combinación de ambos.

radiador electrico electricidadPor lo tanto, un radiador eléctrico es un dispositivo que emite calor, bien por radiación o por convención. El calor emitido por radiación se genera en base a la diferenciación de temperatura entre dos cuerpos y no requiere ningún material ya que puede propagarse por un espacio vacío. En cambio, la calefacción por convención se logra calentando el aire ya que en este caso el aire transporta el calor.

Tipos de radiadores eléctricos

Un radiador eléctrico no necesita obras de ningún tipo y funciona de manera muy simple, ya que solo hay que conectarlo a la corriente eléctrica. Suelen ser aparatos sencillos con un mando para seleccionar la potencia y un termostato para controlar la temperatura y, sin embargo, en el mercado se puede encontrar una gran variedad de radiadores eléctricos en función del material que calienta la corriente eléctrica que circula por su interior. Ese material puede ser una resistencia eléctrica, un tipo de fluido como agua o aceite o delgadas láminas de una piedra llamada mica y, evidentemente, cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes. En líneas generales, estos son los tipos más habituales en el mercado:

Radiador eléctrico de infrarrojos

Son rápidos y silenciosos, pero algunas partes se calientan en exceso, así que hay que tener cuidado para no tocarlos. De hecho, es recomendable comprar un modelo con sistema antivuelco y con el reflector protegido contra altas temperaturas. Por otra parte, un radiador eléctrico de infrarrojos no calienta el aire sino lo que está situado enfrente a pocos metros, por lo que este tipo de radiadores son adecuados para calentar habitaciones pequeñas. Además, calientan de manera casi instantánea y retienen el calor durante bastante tiempo liberándolo lentamente incluso después de apagarlos.

radiador electrico infrarrojosRadiador eléctrico halógeno

Este tipo de radiador eléctrico utiliza un filamento de metal enroscado dentro de un tubo de vidrio que contiene un gas halógeno. El filamento se calienta con el paso de la energía eléctrica y, al reaccionar con el gas, genera calor. Como calienta mediante radiación y no convección, calienta mejor la parte media baja de las habitaciones. Al igual que un radiador eléctrico de infrarrojos, es rápido y silencioso, pero su calor no llega a más de dos metros y se pierde rápidamente.

radiador electrico alogenoRadiador eléctrico por acumulación o calefactor eléctrico

Es uno de los sistemas más populares y funciona mediante resistencias eléctricas que convierten la electricidad en calor. Este tipo de radiadores no consumen oxígeno ni emiten gases contaminantes y tampoco necesitan un mantenimiento continuo, excepto una limpieza periódica del filtro de aire. Aunque son baratos y no requieren ningún tipo de obra, tienen un consumo energético bastante elevado y no son eficaces para calentar estancias grandes u hogares en ubicaciones geográficas muy frías. Por lo general, son ligeros y fáciles de transportar y resultan adecuados para hogares pequeños que no necesitan mucha potencia ni tiempo para calentar la casa. Por otra parte, su sistema de ventilación genera mucho ruido, por lo que pueden resultar molestos para algunas personas.

radiador electrico calefactorRadiador eléctrico por convección o convector eléctrico

Este tipo de radiador eléctrico funciona mediante una resistencia que calienta el aire que circula dentro de los convectores. Estos radiadores son perfectos para calentar estancias no demasiado grandes y, además, son más seguros que otros radiadores eléctricos y pueden dejarse encendidos durante largos períodos de tiempo. Sin embargo, al igual que los radiadores eléctricos por acumulación, también tienen un consumo alto. Por otra parte, como utilizan la convección natural y no tienen un ventilador, son mucho más silenciosos que los calefactores.

radiador electrico convectorRadiador eléctrico de aceite

Este tipo de radiadores eléctricos logra generar calor a través de un aceite térmico que se calienta mediante una resistencia eléctrica blindada de un acero especial. Son más grandes y pesados, pero tampoco requieren obra. Además, como tienen mayor inercia térmica, retienen el calor durante mucho tiempo después de apagarlos, aunque no son adecuados si se necesita calentar una estancia rápidamente. Por otro lado, como no hay una superficie incandescente, son menos peligrosos, algo especialmente útil en hogares donde hay niños.

radiador electrico aceiteRadiador eléctrico de mica

Estos radiadores son más ligeros y finos que otros radiadores eléctricos y se calientan más rápido que los radiadores de aceite.

radiador electrico micaEquipo de aire acondicionado

Hoy en día este tipo de equipos se utilizan mucho, ya que valen tanto para el verano como para el invierno. Calientan y enfrían muy rápido las habitaciones, pero el aire y el calor que generan son secos.

radiador electrico aire acondicionadoToallero eléctricos

Si tiene suficiente potencia, se puede utilizar para calentar el baño, aunque los modelos más básicos solo se utilizan para secar las toallas y prendas de ropa. A la hora de instalar estos radiadores, hay que dejar al menos 60 cm de distancia entre el radiador y la bañera o la ducha y asegurarse de que tienen protección contra la humedad.

radiador electrico toalleroA su vez, también hay varios tipos de radiadores eléctricos de bajo consumo, también conocidos como emisores eléctricos, que permiten un ahorro considerable en la factura de la luz: a) emisores térmicos secos, que utilizan una resistencia eléctrica para generar calor y calientan muy rápido pero no conservan mucho tiempo el calor una vez apagados; b) emisores térmicos fluidos, que calientan gracias a un líquido interno y, por lo tanto, conservan mejor el calor una vez apagados; y c) emisores térmicos cerámicos, que tienen una mayor inercia térmica, por lo que tardan más en calentarse pero también retienen durante más tiempo el calor.

Por otra parte, en el mercado hay radiadores eléctricos fabricados con diferentes materiales: hierro fundido, aluminio, acero o chapas de acero. Los radiadores de hierro fundido no son muy habituales hoy en día, pero sí encontrarás muchos modelos de chapa de acero, acero y aluminio. Ten en cuenta que los más resistentes son los radiadores de aluminio, aunque los de acero suelen tener un aspecto más elegante y los de chapa de acero suelen ser bastante más asequibles.

Ventajas e inconvenientes de los diferentes tipos de radiadores eléctricos

La principal ventaja de un radiador eléctrico de aceite es su inercia térmica, por lo que este tipo de radiadores tardan en enfriarse bastante y siguen calentando la habitación durante aproximadamente unos 45 minutos después de apagarlos. Sin embargo, uno de los principales inconvenientes de este tipo de aparatos es que como tardan un poco en calentarse, no se recomiendan para baños o estancias que se quieran calentar rápidamente. Son silenciosos y muy seguros, ya que no producen gases ni humos ni tienen ninguna superficie incandescente.

Los radiadores eléctricos por convección son económicos, pero se toman su tiempo para calentar una habitación y no lo hacen de manera uniforme. Además, suelen levantar polvo, así que no se recomiendan para personas alérgicas.

Los radiadores eléctricos por acumulación o calefactores calientan los espacios muy rápido, pero consumen bastante desde el punto de vista energético, mientras que en los emisores térmicos el aumento de la temperatura se produce de manera lenta, pero una vez cargados de energía, emiten calor de forma constante y durante bastante tiempo, incluso si se apagan.

Los radiadores eléctricos de infrarrojos y halógenos calientan rápido todo lo que está en su radio de alcance, pero no calientan el aire. Son la solución más económica, práctica y económica para habitaciones con techos altos o para uso en exteriores, ya que calientan por radiación directa. Por otra parte, aunque las superficies radiantes pueden alcanzar temperaturas muy altas, estos radiadores no resecan el aire.

Por último, los radiadores eléctricos de bajo consumo o emisores térmicos tienen un menor consumo eléctrico y retienen muy bien el calor. Además, son silenciosos, no resecan el ambiente y el calor que generan suele repartirse de manera homogénea por toda la habitación.

radiador electrico bajo consumo¿Qué factores hay que tener en cuenta antes de comprar un radiador eléctrico?

Hay varios aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta antes de elegir un radiador eléctrico para nuestro hogar:

Potencia

La potencia influye en la cantidad de calor que puede emitir un radiador eléctrico. Si quieres calentar habitaciones amplias o lugares en los que hace mucho frío, deberás comprar un radiador con elevada potencia. En algunos modelos es posible elegir la potencia en función del tipo de estancia que queremos calentar y el clima del sitio donde lo vayamos a utilizar. Por lo general, se requieren 70 vatios/m² para calentar una habitación bien aislada, así que para una estancia de 10 metros cuadrados se necesitan aproximadamente 700 vatios de potencia, mientras que para cualquier habitación de tamaño medio o pequeño se necesitan por término medio entre 700 y 1000 vatios siempre y cuando se mantengan las puertas y ventanas cerradas. Por otra parte, ten en cuenta también que un radiador con más potencia consume más energía eléctrica.

Materiales

El precio y, por lo tanto, la calidad del radiador eléctrico depende de los materiales con que esté fabricado. Por lo general, los modelos más habituales son de acero, aluminio o hierro fundido.

Tamaño

El tamaño del radiador eléctrico debe ser adecuado para el tamaño de la estancia que se quiere calentar. Además, cuánto más grande sea, más capacidad tendrá para repartir el calor de manera uniforme.

Diseño

Si piensas llevarlo de una habitación a otra, deberás elegir un modelo compacto y ligero que sea fácil de transportar. No obstante, hoy en día muchos modelos llevan ruedas para poder moverlos de un sitio a otro sin necesidad de cargarlos.
También es aconsejable comprar uno que tenga un cable lo suficientemente largo en caso de que queramos colocarlo en un sitio alejado del enchufe. Además, hay algunos modelos que tienen un espacio para guardar el cable.
radiador electrico paredPor otra parte, si es un modelo que se instala en la pared, es recomendable comprobar que tiene las proporciones adecuadas para el sitio donde se va a instalar y que el diseño es adecuado para la decoración de esa habitación.

Termostato

Los modelos con más potencia deben incluir un termostato para controlar la temperatura. Hay varios tipos de termostato: a) mecánicos, que regulan la temperatura en incrementos de 2 grados; b) electrónicos, que suelen tener una precisión de 0,5 grados; y c) digitales, que regulan la temperatura con una variación de 0,1 grados. Además, algunos termostatos digitales permiten programar las horas de encendido y apagado automáticamente seleccionado las horas durante las que se quiere que la calefacción esté encendida.

Consumo

Es aconsejable que el modelo que elijas tenga alguna función de ahorro de energía y si además cuenta con un temporizador y un termostato podrás utilizar el aparato de manera realmente eficiente.

Seguridad

Es importante que el modelo de radiador eléctrico que elijas tenga algún sistema de seguridad contra sobrecalentamiento, así podrás estar tranquilo sabiendo que el radiador se apagará de manera automática si se calienta demasiado. También es aconsejable que cuenten con un sistema de apagado automático cuando se haya alcanzado la temperatura óptima y un sistema de protección anticongelación. Además, algunos modelos incluyen también sistemas de seguridad antivuelco.

Garantía

Es importante comprobar que el radiador eléctrico que compremos tenga una garantía de dos años, porque algunos fabricantes solo ofrecen un año en caso de avería del aparato.

Consejos clave para acertar con la compra de un radiador eléctrico

Para elegir el radiador eléctrico que mejor se adapte a nuestras necesidades personales y evitar un consumo excesivo de energía eléctrica, debemos tener en cuenta varios factores clave:

  • El tamaño y tipo de la vivienda a calentar y número de personas que la habitan.
  • El espacio donde se piensa utilizar, ya que no se calienta igual un baño que un dormitorio.
  • El clima de la ubicación geográfica.
  • El aislamiento térmico de la vivienda a calentar.
  • La inercia térmica, es decir, si el radiador sigue emitiendo calor una vez que se ha apagado.
  • La rapidez con que queremos que el radiador caliente el espacio.
  • La potencia y capacidad de calentamiento del radiador.
  • El consumo energético.
  • El presupuesto con que contamos para la compra del radiador.

En definitiva, el tamaño y potencia del radiador eléctrico dependen del tamaño de la estancia en que se vaya a instalar, la calidad del aislamiento térmico de las paredes y la ubicación del hogar. Así, la potencia, que mide la capacidad calorífica máxima del radiador, determina la superficie que es posible calentar. Aunque casi todos los fabricantes indican que, por término medio, se necesitan de 70-80 vatios para calentar 1 m², a veces es aconsejable consultar con un experto para calcular correctamente la potencia calorífica necesaria para calentar la vivienda. Sin embargo, muchas veces es mejor utilizar dos radiadores en lugar de uno solo para calentar un espacio grande. Por ejemplo, si su espacio requiere una potencia de 1200 vatios, puede adquirir un radiador eléctrico que tenga esa potencia o dos radiadores eléctricos de 600W que probablemente se adaptarán mucho mejor a su espacio que un radiador grande.

radiador electico estancias grandes¿Cuánto cuesta un radiador eléctrico?

Hay tantos tipos de radiadores eléctricos y tantos modelos en el mercado que se pueden encontrar fácilmente radiadores eléctricos para todo tipo de presupuestos. En general, un radiador eléctrico de calidad aceptable costará como mínimo 100 euros, aunque también se pueden encontrar modelos muy potentes incluso por 400 euros. Sin embargo, si tienes un presupuesto ajustado también encontrarás modelos más sencillos y con menos potencia de marcas poco conocidas por menos de 80 euros.

¿Qué tipo de radiador eléctrico es mejor para cada espacio?

Cada espacio tiene unas necesidades diferentes, así que en función del tamaño de la estancia, el aislamiento térmico de la misma y la sensación térmica que queremos tener, nos convendrá comprar un radiador u otro.

En principio, para zonas de paso y espacios en los que no se pasa demasiado tiempo como vestíbulos, pasillos o cuartos de invitados, valdría con una estufa eléctrica halógena o de infrarrojos, ya que calientan el espacio rápido y de forma homogénea. En cambio, para habitaciones en las que solemos permanecer más tiempo, como salones de estar o dormitorios, se recomiendan radiadores con mayor inercia térmica, a ser posible con control inteligente y de bajo consumo como los emisores térmicos, ya que este tipo de aparatos emiten calor durante bastante tiempo de forma constante, incluso cuando están apagados. En cambio, para cuartos de baño son aconsejables los toalleros eléctricos que consiguen un aumento rápido de la temperatura y proporcionan un calor homogéneo.

¿Cuáles son las marcas más conocidas de radiadores eléctricos?

Hay infinidad de modelos en el mercado, pero las marcas más populares, que generalmente lo son porque ofrecen productos de buena calidad y un excelente servicio de atención al cliente son Orbegozo, De’Longhi, Tristar, Klarstein, Rowenta, Taurus y AEG. Estas empresas suelen invertir una cantidad de dinero considerable para desarrollar tecnologías innovadoras y minimizar el impacto en el medio ambiente. No obstante, como ya hemos comentado anteriormente, no te resultará difícil encontrar modelos de calidad de otras marcas menos conocidas a precios bastante asequibles.

¿Dónde se debe colocar un radiador eléctrico?

Elegir el lugar equivocado puede hacernos perder dinero ya que las prestaciones del radiador no se utilizarían al máximo. Por eso, se aconseja colocarlos debajo de la ventana de la habitación, porque así el aire que entre por la ventana se calentaría al pasar cerca del radiador. De esa forma, podríamos ahorrar un 5 % más en la factura energética, obtener 0,5 grados más de temperatura ambiente y una correcta distribución de la temperatura.

Consejos para usar correctamente un radiador eléctrico

  • Escoge un radiador eléctrico con las medidas adecuadas para la habitación en la que lo vas a colocar.
  • Adquiere un radiador eléctrico con control inteligente para lograr una mayor eficiencia con un menor consumo energético. Si no es posible, usa los termostatos para saber cuando la habitación ha alcanzado la temperatura deseada y apágalos cuando ya no sean necesarios.
  • Asegúrate de que hay una toma de corriente cerca o de que el radiador eléctrico que compres cuenta con un cable suficientemente largo.
  • Cuando enciendas el radiador eléctrico, intenta ponerlo al máximo al principio para que la habitación se caliente rápido y después baja la potencia para que la habitación conserve el calor pero sin consumir tanto.
  • Revisa los cerramientos de la habitación, principalmente las ventanas, para asegurarte de que el aire no se escapa.
  • Cierra la puerta y las ventanas para que se concentre el calor.
  • No coloques nada demasiado cerca del radiador eléctrico, es aconsejable dejar un cierta distancia entre el radiador y los muebles para que no se produzca ningún accidente.
  • Evita colocar muebles delante, ya que absorberán gran parte de su calor y, si los techos de la habitación son altos, pon una repisa o estante a poca distancia del radiador eléctrico para canalizar el calor y evitar que el aire caliente se disperse.

Análisis de los mejores radiadores eléctricos

Con la llegada del invierno los radiadores eléctricos son una alternativa excelente para calentar hogares que no disponen de otro sistema de calefacción sin necesidad de hacer obras en el hogar. Sin embargo, a pesar de que son una solución de calefacción fiable, práctica y cómoda, hay que tener en cuenta varios factores para elegir uno que se adapte a nuestras necesidades personales y nos proporcione la comodidad deseada sin consumir demasiado. No cabe duda de que el coste de la electricidad es un factor importante, así que antes de elegir un modelo concreto en función de los aspectos que hemos señalado anteriormente, también deberás tener en cuenta el rendimiento térmico y el ahorro energético.

Para ayudarte en tu compra, hemos evaluado los diferentes modelos que hay en el mercado atendiendo a varios factores: potencia, tamaño, portabilidad, seguridad y, cómo no, el consumo y el precio del aparato. Nos ha gustado especialmente el radiador eléctrico de Orbegozo RRE1510 que además es de una de las marcas más reconocidas en el sector, pero tanto el radiador eléctrico Bendex Lux como el radiador eléctrico Klarstein Bornholm son aparatos de calidad con los que podrá hacer frente al invierno por un precio realmente asequible. ¡Sigue leyendo y descubre si alguno de los radiadores que hemos seleccionado es el tuyo!

Análisis del radiador eléctrico Bendex Lux

Bendex LUX  – Convector para Pared eléctrico...
Precio no disponible
Amazon.es

Es un radiador eléctrico por convección muy estético que probablemente gustará a todos aquellos que se preocupan por la decoración de su hogar, ya que tiene un diseño elegante que combinará perfectamente con todo tipo de estancias. Sin embargo, no solo es un radiador elegante con una parte posterior tan atractiva como la delantera, sino que también es muy eficiente y se puede controlar digitalmente. Para ello, cuenta con una pantalla digital que muestra la temperatura y un termostato digital lateral con modo día y noche y un rango de 5-35 grados. Este termostato integrado mide la temperatura del ambiente a intervalos de un minuto y el radiador procesa y corrige de manera automática el calor generado, por lo que este radiador destaca por una mayor eficiencia energética y un menor consumo energético. Además, incluye también varias funciones adicionales, como una función de seguridad que permite bloquear el control en caso de que haya niños en casa, una función para reducir automáticamente la temperatura durante la noche, un sistema de desconexión de seguridad en caso de que se caliente en exceso y una función básica de temporizador.

No es demasiado grande y tiene unas dimensiones de 37 x 79,4 x 7.5 cm, por lo que es muy fácil de transportar de una habitación a otra. Además, se puede colocar en el suelo o instalar muy fácilmente en la pared y solo sobresale 7,5 cm de la pared cuando está montado. Como tiene una potencia de 1000 vatios es más que suficiente para calentar habitaciones de hasta 13 m² y también es perfecto para colocar en baños y cocinas, ya que dispone de una protección contra salpicaduras de agua. Por otra parte, también cuenta con un cable de 1, 3 metros por lo que tampoco tendrás problemas para colocarlo en un lugar alejado del enchufe.

Los consumidores destacan que es muy fácil de manejar, calienta rápido y es muy silencioso, aunque otro punto a su favor que no hay que olvidar es que tiene una garantía de 5 años en caso de avería del aparato, bastante superior a la garantía de 2 años que suelen incluir la gran mayoría de radiadores eléctricos disponibles en el mercado. En definitiva, se trata de un radiador eléctrico bastante asequible que dispone de funciones propias de radiadores más sofisticados. Si busca un radiador eléctrico estético que pueda colocar tanto en el suelo como en la pared, no lo piense más, porque aparte de los detalles de diseño dispone de un termostato electrónico automático con regulador de temperatura de noche y día, algo que sin duda aumenta su eficiencia y reduce el consumo energético.

Análisis del radiador eléctrico Orbegozo RRE1510

Orbegozo RRE 1510 - Emisor térmico bajo consumo,...
126,00 EUR
Amazon.es

Este radiador eléctrico es un emisor térmico de bajo consumo adecuado para calentar estancias en las que se pasa mucho tiempo sin un excesivo consumo energético. Se comercializa con diferentes potencias, desde 800 a 1800 vatios, así que podrás elegir el radiador más adecuado para tus necesidades en función del tamaño y características de la habitación que quieras calentar.

Tiene cuerpo de aluminio, por lo que tiene un factor de transmisión del calor elevado que permite calentar más rápido la estancia, y se controla mediante una pantalla digital y un mando remoto. Calienta rápido las habitaciones, incorpora una sonda que se encarga de regular automáticamente la temperatura de la estancia y cuenta con 3 modos de funcionamiento que garantizan la eficiencia del aparato: económico, confort y anti-hielo. Esta sonda integrada tiene una tolerancia reducida y optimiza la respuesta del aparato frente a una bajada de temperatura, por lo que se consigue que la habitación se mantenga siempre a una temperatura constante. Además, aparte de tener una función manual, también es programable y configurable por el usuario, así que permite fijar un horario y temperatura para cada uno de los días de la semana por lo que no tendrás que preocuparte de poner la calefacción cuando llegas a casa. Por otra parte, también incluye varias funcionales adicionales como un sistema de apagado automático en caso de sobrecalentamiento, un limitador térmico de seguridad y un botón de desconexión total para un consumo cero.

Además, conviene recordar también que no utiliza aceite, lo que en teoría debería reducir el tiempo de calentamiento y el peso del aparato, aunque bastantes usuarios se quejan de que tarda mucho en calentar la habitación. Otra queja habitual es que la programación debe hacerse para cada uno de los días de la semana, con lo que se complica bastante su uso y se pierde bastante tiempo. A su favor está que se puede colocar en el suelo o colgar de la pared y es fácil de transportar. Además, no requiere mantenimiento ni obra previa y es completamente seguro, ya que no genera humos ni olores.

En pocas palabras, es un emisor térmico de bajo consumo que ofrece buenas prestaciones a un precio asequible y que, además, viene avalado por una de las marcas líderes en el sector. Estamos seguros de que no defraudará a nadie, sin embargo, recomendamos comprarlo con algo más de potencia de la que se necesitaría para calentar la habitación donde lo vayamos a colocar para evitar que la estancia tarde mucho en calentarse.

Análisis del radiador eléctrico Klarstein Bornholm

KLARSTEIN Bornholm - Radiador eléctrico,...
124,99 EUR
Amazon.es

Es un excelente radiador eléctrico por convección con suficiente potencia para calentar estancias de tamaño mediano o grande de hasta 40 m², habitaciones con humedad e incluso porches. Tiene 2000 vatios de potencia, 2 niveles de temperatura (1000 w/2000 w), un indicador de temperatura ambiente con un rango de temperaturas de 5 a 45 °C en niveles de 1 ºC y un panel frontal de control con protección frente a salpicaduras de agua, por lo que también se puede colocar en baños y cocinas.

Tiene una resistencia en forma de “equis” para conseguir un calentamiento rápido y uniforme de la habitación y cuenta con un cable largo de 1,5 m para que puedas colocarlo en lugares alejados del enchufe. Se puede colocar en el suelo y colgar de la pared y, además, tiene ruedas para que puedas transportarlo fácilmente de una habitación a otra.

Es muy fácil de usar, emite una señal acústica al pulsar los botones y cuenta con un panel táctil, además de un mando remoto con el que podrás utilizarlo fácilmente mientras descansas en el sofá o la cama. Además, también cuenta con varias funciones para una mayor comodidad: a) un modo ECO, que reduce el consumo eléctrico al mínimo; b) un temporizador, para programar el encendido y apagado con antelación; y c) un bloqueo de seguridad infantil.

Entre sus inconvenientes cabe destacar la poca calidad de los patas y el soporte de pared, ya que varios consumidores indican que el radiador es algo inestable y que los soportes se tuercen con facilidad. Además, es difícil de programar y no tiene memoria, por lo que al apagarlo y encenderlo de nuevo, es necesario volver a configurarlo otra vez. Por lo demás, estamos seguros de que este radiador no defraudará a nadie. Tiene un precio excelente teniendo en cuenta el diseño y las prestaciones que ofrece, y además viene avalado también por una marca líder en el sector que invierte una cantidad considerable de dinero para mejorar la usabilidad y tecnología de sus productos.

Conclusión

Los radiadores eléctricos son una manera fácil y práctica de calentar un hogar en el que no se dispone de otro método de calefacción. Están disponibles en una gran variedad de diseños, colores y materiales, y como no requieren obra previa son muy fáciles de instalar en cualquier lugar. Sin embargo, hay tantos tipos de radiadores eléctricos que hay que informarse bien antes de elegir para no llevarse decepciones después. Con el precio que tiene hoy en día la luz, es necesario tener en cuenta no solo el diseño, la potencia, la portabilidad y la seguridad, sino también el consumo energético y la eficiencia, por lo que no está de más entender bien cómo funcionan los diferentes tipos y las ventajas e inconvenientes que tienen unos con respecto a otros.

Si no tienes un presupuesto ajustado, encontrarás una gran variedad de modelos de marcas conocidas de calidad con una gran trayectoria a sus espaldas, pero si no puedes gastarte mucho dinero, no te preocupes, porque también hay numerosas opciones por menos de 100 euros. En todo caso, asegúrate de que compras un radiador eléctrico adecuado para cubrir tus necesidades en los meses de más frío y, sobre todo, optimiza su rendimiento para sacarle el máximo partido.

2 Comentarios

  1. Avatar Esteban 1 octubre, 2019
    • Christina Garcia Christina Garcia 2 octubre, 2019

Escribe tu comentario o consulta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso Legal

Toda la información sobre productos y beneficios de salud proporcionada en nuestro sitio web representa nuestra opinión y es sólo para su conocimiento. Airalia.es no pretende dar consejos médicos, ni sustituir los consejos o tratamientos de su médico personal. Por favor, consulte recursos adicionales antes de adquirir cualquier producto y consulte con su médico sobre cualquier preocupación de salud que usted tenga.ACEPTAR

Aviso de cookies